page title icon Cómo Mantenerte en Forma Mientras Viajas

Escrito por
Rubén Ruiz
Actualizado en Junio de 2022

En primer lugar, ¡felicidades! Has decidido tomarte en serio tu forma física. Y también te estás tomando en serio tu carrera. No tengo más que respeto por la gente que es capaz de hacer ejercicio y mantenerse en forma mientras está de viaje.

Hay muchas personas que se proponen hacer ejercicio a diario estando de viaje, pero nunca lo consiguen. Son muchas las posibles excusas, es demasiado complicado, no hay un gimnasio cerca, y hoy estoy demasiado ocupado para ir al gimnasio.

Pero has decidido tomarte tu entrenamiento y tu salud en serio, y eso significa hacer ejercicio a menudo, y comer de forma saludable, incluso cuando las circunstancias no ayudan. Ponerse en forma mientras se viaja es posible, pero puede requerir algunos ajustes en tus hábitos de viaje.

Si eres como yo, a menudo es difícil mantener tu rutina de ejercicios mientras viajas porque hay muchas cosas interesantes que hacer y ver. En este artículo te voy a dar algunos consejos basados en mi propia experiencia, sobre cómo puedes mantener una buena forma física y comer de manera saludable mientras viajas.

Cómo hacer ejercicio cuando estás de viaje

Generalmente cuando estás de viaje no apetece hacer ejercicio, has salido de tu rutina y el deporte a menudo no encaja en tu “nuevo” día a día.

  • Viaje Corto: Realmente, si se trata de un viaje corto, de unos pocos días, no pasa nada, olvídate y disfruta, además ten en cuenta que en general, estando de viaje te moverás más, caminarás más y harás más actividades que en un día normal, en el que quizá te pases la mayor parte del tiempo sentado.
  • Viaje Largo: Si se trata de un viaje más largo, la cosa cambia, y lo mejor es que busques la manera de encajar el ejercicio físico planificado en tu nueva rutina. Así que vamos a hablar de algunas formas para mantenerse en forma mientras está de viaje, y cómo maximizar sus resultados.

El gimnasio del hotel

Cada hotel tiene su propia definición de “gimnasio”, y a poco que hayas estado en unos cuantos hoteles, sabrás que salvo excepciones no son más que una pequeña sala con un par de máquinas que tienen allí por el simple hecho de poder poner en su web que cuentan con gimnasio. A menudo incluye una cinta de correr, algunas pesas y tal vez una bicicleta estática.

El gimnasio del hotel no suele ser el mejor sitio para hacer ejercicio estando de viaje:

  1. No tienen casi equipación.
  2. La equipación que tienen suele estar en mal estado.
  3. Suele quedar muy poco espacio libre para ejercicios corporales, ya que están pensados sólo para el uso de máquinas.
  4. No suelen tener pesos libres: barra, kettlebells… por lo que tu entrenamiento queda bastante limitado.

Para obtener los máximos resultados, necesitas más equipo. Mantenerse en forma mientras se está de viaje no es fácil, y menos cuando los hoteles te lo ponen aún más difícil.

Consejos para mantenerte en forma mientras viajas

Cuando estás de viaje, puede ser difícil encontrar tiempo para hacer ejercicio, Pero no tiremos la toalla, te voy a dar algunos consejos para ayudarte a hacer ejercicio cuando estás de viaje:

  1. Asegúrate de que hay espacio en tu maleta para la ropa y el calzado de entrenamiento (si es necesario); así te asegurarás de poder ir al gimnasio o salir a correr si lo deseas. Lo de no tener la ropa adecuada no debe ser una excusa.
  2. Busca un hotel con gimnasio o piscina. Como decía antes el gimnasio del hotel es a menudo de baja calidad, pero si buscas bien podrás encontrar algún hotel con un buen gimnasio o en su defecto con una piscina en la que puedas nadar.
  3. Lleva bandas elásticas de resistencia. Casi no ocupan espacio y te ayudarán a realizar una gran variedad de ejercicios en cualquier lugar, incluso en tu habitación del hotel.
  4. Lleva un TRX, que ocupa poco espacio en el equipaje y cuenta con un accesorio con el que puedes instalarlo fácilmente en la puerta de tu habitación. Se trata de una herramienta súper versátil con la que puedes hacer una gran variedad de ejercicios a diferentes intensidades.
  5. Hacer ejercicios de calistenia. Son efectivos y no requieren de ningún tipo de equipación, sólo el peso del cuerpo, como sentadillas, zancadas, flexiones, abdominales… Y si estás en el exterior busca una barra o una rama para hacer dominadas, o un banco o escalones para hacer salto a plataforma.
  6. Busca un parque cercano para salir a caminar o a correr. Si te aburre correr o caminar, lleva unos auriculares y escucha música, un podcast o un audiolibro. Te aseguro que se te pasará el tiempo sin darte cuenta.
  7. Busca un gimnasio cercano que ofrezca clases. Puede ser una buena manera de hacer ejercicio y también una forma divertida de explorar nuevos lugares e incluso de conocer a gente con tus mismos intereses.Además, el ejercicio puede ayudarle a apartar su mente de la carretera y a poner las cosas en perspectiva.
  8. Descárgate una app de ejercicio. Hay de todo tipo, mis favoritas son Mammoth Hunters (sobre todo los programas de Fitness Revolucionario), y Les Mills, que es en inglés pero las clases son fantásticas, y tienes opciones de todo tipo, para realizarlas con o sin equipación.
  9. Si tienes poco tiempo, haz sesiones diarias de HIIT (Intervalos de alta intensidad) de 15 ó 20 minutos, suficiente para mantenerte en forma.
  10. Haz deportes que te hagan disfrutar más del lugar que estás visitando. Nada en el mar, haz surf, esquía, corre en la playa, haz caminatas por el monte, recorre la ciudad en bici…

Cómo comer sano estando de viaje

Cuando se viaja, suele ser difícil encontrar alimentos saludables para mantener tu metabolismo estable. En lugar de centrarte en lo que no puedes comer mientras viajas, busca alimentos que puedas comer y sustituye las opciones menos saludables por otras más sanas. Por ejemplo, si tu habitación de hotel tiene una mini-nevera y un microondas, puedes comprar alguna proteína magra, como pechuga de pollo, y llevar algunas verduras, como guisantes y brócoli, congeladas en un paquete fácil de cocinar.

La mejor manera de comer de forma saludable mientras se viaja es centrarse únicamente en tomar decisiones inteligentes. Piensa en qué alimentos puedes añadir o eliminar de tu dieta cuando comas fuera. Aquí tienes una lista de formas de modificar tus comidas cuando comas fuera:

  1. Cuando comas en un restaurante: pide al camarero que sustituya las guarniciones y las salsas que acompañan a tu plato por otras más sanas y evita todo lo que esté rebozado o frito. Pide platos combinados con pocas salsas, con proteína y acompañamiento.
  2. Si comes en un bufet: limítate a alimentos como huevos, pescado al horno, pavo, pechuga de pollo, verduras al vapor y fruta fresca. Además, limita todo lo que puedas las harinas refinadas, como el pan de molde y la bollería industrial que suele inundar estos bufés.
  3. Si vas de paseo o de caminata por el monte: lleva snacks saludables como fruta y frutos secos. Y bebe agua, nada de bebidas isotónicas que suelen llevar muchísimo azúcar.
  4. No te pierdas la cocina local: Recuerda que estás de viaje y no debes restringir tus comidas en exceso, de lo contrario puedes crear un problema y no disfrutar el viaje como deberías. Prueba la comida local, los postres típicos, y cómete un helado si hace calor y te apetece. La comida es parte de la cultura del lugar y parte de la experiencia de tu viaje, por lo que céntrate en comer lo mejor que puedas la mayor parte del tiempo y date un capricho de vez en cuando, la idea es evitar los excesos y la dejadez, no restringir absolutamente todo, recuerda la regla del 80/20.
  5. Si tienes una habitación con nevera: compra algunos tentempiés saludables como fruta y yogur sin azúcar.
  6. Cocina si puedes: Intenta comer fuera lo menos posible; en su lugar, cocina en casa o come leche con avena, fruta y otros artículos en la habitación del hotel siempre que sea posible. Si en lugar de un hotel te quedas en un AirBnB será más fácil porque tendrás una cocina completa en la que cocinar.
  7. Come suficiente proteína: Si hay un macronutriente que probablemente escasee en tu dieta mientras estás de viaje, probablemente sea la proteína. Céntrate en pedir platos con alta cantidad de proteína (pollo, pescado, ternera…) y si puedes incluso te recomendaría llevar proteína de suero en polvo para complementar tu dieta, ya que si vas a pasar mucho tiempo de viaje comer poca proteína puede hacer que pierdas masa muscular.

Conclusión

En este artículo, te he dado unas sencillas pautas para que te puedas mantener en forma y comas sano mientras viajas. Estos consejos te ayudarán a mantener tus niveles de energía y te proporcionarán el combustible necesario para disfrutar del viaje.

Busca un hotel con un buen gimnasio, sal a caminar o a correr, haz 20 minutos de ejercicio cada día, con una app de fitness, intenta comer sano, eligiendo las opciones más saludables del menú y prioriza la proteína.

Y sobre todo recuerda que no debes ser demasiado duro contigo mismo si no puedes hacer un entrenamiento completo cada día o si te saltas la dieta porque querías probar un exquisito postre local. Recuerda que la idea es disfrutar del viaje sin cometer excesos constantes y manteniéndote lo más activo que puedas.

Haz clic para valorar este contenido
(Votos: 1 Promedio: 5)
Autor
Rubén Ruiz
Me llamo Rubén y me apasiona todo lo relacionado con la salud, la nutrición y el ejercicio físico. Trato de estar a la última, leyendo y formándome día a día y en Fuerte Sin Gym comparto todo lo que aprendo en artículos basados en la información de mayor calidad y más fiable que soy capaz de encontrar.
AQUÍ te cuento más sobre mi y sobre cómo empezó Fuerte Sin Gym.
DIY Libro para aprender a hacer tu propia equipación de fitness

CONSTRUYE TU PROPIO EQUIPAMIENTO

Suscríbete y descarga gratis nuestro Manual Ilustrado

Deja un comentario